Dormir bien es fundamental para nuestra salud mental. Las técnicas para dormir mejor son una solución para mejorar la calidad del sueño e incentivar el descanso, así como la acción reparadora que nuestro sueño tiene para nuestra psique. En esta ocasión vamos a analizar la importancia del sueño y algunas técnicas que te pueden ayudar a descansar mejor.   

Los beneficios de dormir bien a diario

Dormir nos ayuda a recuperarnos de la actividad física y psíquica que hemos desarrollado durante el día. En el plano mental, un sueño reparador nos va a permitir fortalecer las conexiones neuronales, básicas para afrontar nuestro día a día.El sueño también es muy importante para la memoria, debido a que durante el descanso nocturno, el hipocampo se recupera, incentivando la fijación de recuerdos y la memoria a corto y largo plazo.

Durante el sueño, el cuerpo segrega serotonina y melanina, dos sustancias que nos van a permitir reducir las causas de estrés y depresión, en ocasiones relacionadas precisamente con estas sustancias naturales. Respecto a otras afecciones, la falta de sueño aumenta los niveles de ansiedad, al contrario, un sueño reparador permite que las situaciones que nos provocan ansiedad sean más fáciles de controlar. 

Técnicas para dormir mejor

Para incentivar un sueño de calidad que realmente sea beneficioso para nuestra salud mental, es aconsejable seguir los siguientes consejos. 

  • Levántate todos los días a la misma hora, pero evita acostarte si no tienes sueño. Acostarse en un estado muy activo va a generar insomnio y ansiedad.
  • Evita cualquier bebida que te active, como los refrescos y el café, y cena al menos dos horas antes de ir a dormir. 
  • Evita entornos con ruidos antes de dormir y apaga todas las luces que puedas percibir desde la cama.
  • Evita siestas y períodos de sueño durante el día.
  • La práctica de ejercicio físico es muy recomendable para personas que necesitan dormir más. El deporte nos va a permitir aumentar las horas de sueño. 
  • Evita cadenas de pensamientos antes de dormir. Identifica pensamientos que te hacen permanecer activo/a y deja tu mente en blanco antes de dormir. 
  • La respiración profunda es una técnica tan básica como eficaz. Cuando te metas en la cama realiza una serie de respiraciones profundas y prepara tu cuerpo y tu mente para el sueño.

Estas son algunas de las técnicas básicas que te permitirán dormir saludablemente a diario, evitando los períodos de insomnio.