La dependencia emocional es un concepto cada vez más presente en terapia. En toda relación, ya sea de pareja o de otro tipo, surgen una serie de vínculos emocionales muy positivos, sin embargo, las relaciones no pueden desembocar en una situación de dependencia emocional, debido a que puede ser muy perjudicial en el futuro.

A continuación analizamos la dependencia emocional, sus síntomas y su tratamiento habitual.

Qué es la dependencia emocional

La dependencia emocional o sentimental consiste en una serie de comportamientos adictivos, que se originan en una relación interpersonal, donde habitualmente existe una asimetría en el rol que asume cada persona. La consecuencia principal es que una de las personas ejerce una influencia excesiva sobre la otra, que pierde gran parte de su autonomía. 

La dependencia emocional genera lo que popularmente conocemos como relaciones tóxicas, debido a que se pierde el poder de negociación y la simetría. Sentir emociones en una relación es muy positivo, pero no podemos permitir que estos sentimientos anulen por completo nuestra capacidad de decisión. 

Causas de la dependencia emocional

Existen una serie de causas generales a partir de las cuales se pueden desarrollar los primeros síntomas de dependencia emocional, y que pueden intensificarse con el tiempo. El miedo a estar solo es una de las causas más comunes, ya se trate de relaciones de amistad o de pareja, el miedo a la soledad puede generar comportamientos de tipo sumiso muy nocivos. 

En general, la baja autoestima también puede ser una causa que provoque situaciones de dependencia emocional. Tratar la baja autoestima en terapia suele ser fundamental para atajar relaciones de tipo tóxico.

Las personas con ansiedad o depresión también pueden verse envueltas en relaciones dependientes, si la otra persona reduce su sensación de ansiedad, sin embargo, a cambio podemos estar concediendo a la otra persona demasiado poder sobre nosotros.   

En cualquier caso, es importante consultar con un especialista, debido a que las causas siempre tienen un componente particular, que depende de cada persona. 

Soluciones ante relaciones con dependencia emocional

La terapia permite percibir este tipo de relaciones como tóxicas, identificando comportamientos y patrones que son nocivos para el paciente. La idealización, el altruismo patológico o la dependencia absoluta ante otra persona se pueden resolver con la terapia adecuada. Recuperar la confianza y la independencia será vital en procesos en los que el paciente depende emocionalmente de otras personas.