Abrir una consulta de psicología es una de las alternativas laborales de muchas personas con esta titulación. Cuenta con algunas ventajas, como poder ofrecer un trato más personal a los pacientes, tener el control completo del negocio, y poder comenzar cuanto antes a ejercer de forma profesional. No todo el mundo conoce el proceso a seguir para poder disponer de su propia consulta o clínica, pero es vital tener en cuenta los requisitos para abrir una consulta psicológica.

Pasos para crear una consulta de psicólogo

Para poder comenzar cuanto antes a ejercer como psicólogo, es necesario seguir algunos pasos muy concretos, que por suerte no son tan complejos como pueden parecer en un primer momento.

Titulación oficial en psicología

Como es obvio, para poder ejercer la psicología es indispensable contar con un título oficial, licenciatura o grado, en psicología. Contar con esta titulación es imprescindible, pero no es la única condición para poder ejercer como psicólogo o psicóloga. También se requiere ser colegiado en el Colegio Oficial de Psicólogos para poder ejercer la profesión de forma privada.

Encontrar un local adecuado

El segundo paso es encontrar el espacio adecuado para montar la consulta. Para ello, es necesario tener en cuenta factores como su ubicación, su tamaño, el tipo de inmueble, etc. Este paso es muy importante, y no debe tomarse a la ligera, porque el tipo de local va a tener un papel determinante a la hora de fidelizar clientes. Como norma general, es aconsejable buscar espacios modernos y lo más céntricos posible, para captar la atención de las personas que pasen por la calle. El lugar puede ser un local comercial o una vivienda destinada a ejercer actividades profesionales, dependiendo principalmente del volumen de trabajo que esperes tener.

Crear la imagen de marca

Para comenzar a dar a conocer el negocio, debe contar con una imagen de marca que aporte identidad personal. En este punto es conveniente también definir los servicios que se prestarán dentro de la consulta, porque así puede ser más fácil llegar a conseguir esa identidad profesional.

Conseguir notoriedad

La publicidad es también necesaria para promocionar el negocio, especialmente en su inicio. Para ello, una inversión publicitaria a través de internet es lo más recomendable, incluyendo una página web propia, redes sociales, y anuncios de pago en plataformas como Google.

Aspectos legales

Por supuesto, es necesario detenerse en todos los aspectos legales que permitirán iniciar la actividad legalmente, licencias y altas en determinados lugares. Es necesario darse de alta en el registro de servicios sanitarios, en hacienda y en la seguridad social. También se debe contar con un seguro de responsabilidad civil y cumplir con la ley de protección de datos. Además, será obligatorio poder emitir facturas, aunque esto no será hasta haber iniciado la consulta con los primeros pacientes.

No se pueden olvidar además otras cuestiones, como los materiales que harán falta para desarrollar la actividad, el mobiliario de la consulta, etc. Siguiendo los requisitos para abrir una consulta psicológica, cualquiera podrá disponer de su propio negocio en mucho menos tiempo del que parece.