Una consulta psicológica como lugar de trabajo cuenta con todos los elementos necesarios para llevar a cabo la profesión con todas las facilidades; no obstante, la demanda de un psicólogo a domicilio está ganando fuerza en este sector.

En este post, vamos a hablar sobre esta modalidad y sus numerosas ventajas en la diversificación del negocio de las consultas psicológicas.

¿Por qué optar por trabajar como psicólogo a domicilio?

En este tipo de terapia psicológica, el profesional se desplaza hasta el hogar del paciente para realizar la terapia correspondiente en el entorno de éste.

En algunas ocasiones, la posibilidad de desplazamiento del psicólogo se convierte en necesidad debido a una discapacidad, una crisis seria o porque su problema emocional le impide desplazarse hasta la consulta psicológica.

Además, el hecho de encontrarse en un entorno conocido aporta al paciente un confort y una confianza que puede contribuir en gran medida a la eficacia de su tratamiento.

Psicólogo a domicilio: requisitos

Lo recomendable para poder llevar a cabo es buscar un espacio en el domicilio que sea tranquilo para que la conversación entre ambas partes fluya con discreción y confianza, siempre teniendo en cuenta que el especialista debe respetar las normas del hogar del paciente.

Por parte del paciente, debe evitar posibles interrupciones, como personas que puedan entrar en la sala en la que se esté desarrollando la terapia o tener el televisor encendido.

Ventajas de la terapia a domicilio

En este sentido, cabe destacar una serie de beneficios de la modalidad a domicilio de la psicoterapia:

  • Desempeñar el trabajo en el hogar del cliente puede servir de ayuda al profesional como fuente de información adicional.
  • Los pacientes sienten menos vulnerabilidad recibiendo la atención psicológica en su propia casa, sobre todo en la primera consulta, que es cuando más estrés pueden sufrir por acudir a un sitio desconocido.
  • El entorno es importante para ahondar en las circunstancias del paciente y vivir situaciones en persona que se puedan dar en su domicilio puede ser positivo en el tratamiento.
  • El paciente, normalmente, no quiere ser visto en una consulta de psicología, por lo que la discreción deseada se cumple en este tipo de terapia.
  • Posibilidad de captar a más clientes que no tienen la posibilidad de desplazarse hasta el lugar de trabajo del profesional.

Para la correcta gestión de cualquier psicólogo a domicilio, lo más recomendable es recurrir a un software de gestión de clínicas psicológicas en la nube que facilita los trámites inherentes a la administración de un centro médico, incluso desde el domicilio del paciente porque permite el acceso desde cualquier dispositivo con acceso a internet.

Con el uso de un programa informático para consultas de psicología, podrás gestionar las citas, tanto en el propio local como a domicilio, la contabilidad, las historias clínicas y facilitar la comunicación con el paciente, entre otras muchas ventajas.